Home


¡Pero no te quedes solo en el mirar!

Cada día son más los inmigrantes que llegan a nuestro país en búsqueda de mejores condiciones de vida. En su venida, nos aportan cultura, color, alegría y cómo no, variadas y exquisitas comidas. Es el caso de...

Ver Más >

Ver testimonios anteriores >>

Usuarios y usuarias están felices por las mejoras en Nuestros Centros

En Fundación Trabajo para un Hermano, queremos siempre dar un buen servicio y tener espacios dignos y de calidad para la atención de nuestros usuarios/as. Por esto era tan importante para nosotros, poder realizar mejoras en nuestros centros de Huechuraba, Cerro Navia y San Joaquín. Gracias a que el año 2016 la Fundación se adjudicó dos importante fondos, Fondo Social Presidente de la República  y la Subvención Presidencial, logramos cumplir nuestro objetivo de arreglar la infraestructura y así poder seguir realizando nuestro trabajo en espacios  aún más acogedores.

El resultado fue satisfactorio. Así lo expresa Mirella Vargas, Directora del Centro San Alberto Hurtado: “Lo encuentro súper importante para brindar una buena atención a nuestros usuarias/os. En general las personas valoran mucho que exista una inversión  para mejorar los lugares que ocupan. Además, en nuestro caso se trata de espacios comunitarios, porque en la práctica nosotros tenemos una sala multifuncional, donde hacemos clases, pero también tenemos reuniones, actividades e incluso prestamos estas salas si alguien quiere hacer una reunión cuando hay  disponibilidad.  Es una manera de fomentar el trabajo asociativo”. En este centro, se habilitó un espacio disponible como sala extra, la que servirá para capacitación de cursos pequeños o para aquellas usuarias que ocasionalmente asisten con sus hijos y que necesitan un espacio para el cuidado infantil.

Por su lado, los participantes que asisten al Centro San Alberto Hurtado también manifestaron su alegría por las mejoras realizadas. María Isabel Ramírez, quien acude al curso de “Orfebrería”  manifestó, “Me parecen buenísimos los arreglos que hicieron al Centro, porque es mejor tanto para quienes dan clases, como para nosotros los alumnos. La primera clase que vine no estaba así, ahora instalaron hasta aire acondicionado y todo quedó súper”. Por su parte Sandra Ríos, nos  comentó que, “Me parecen buenos los arreglos, quedó con mucha luz lo que es muy importante, con mayor ventilación y la sala es más grande, está muy bonito”.

En San Joaquín también hay alegría

 

Igualmente en el Centro Padre Esteban Gumucio, las transformaciones realizadas por la Fundación, han sido evaluadas positivamente, tanto por los usuarios como por quienes trabajan allí. Jacqueline Salinas, quien asiste al curso de “Arreglo de Máquina de Coser” conoció el antes y después del recinto. Consultada sobre sus impresiones acerca de los arreglos comentó: “Me encanta como quedó. Me gusta que lo hayan pintado de blanco, encuentro que se ve grande, luminoso y espacioso y también, me agrado que instalarán aire acondicionado, porque así será más grata  la estadía en  la sala. Me gusta como lo pintaron por fuera,  me encantó,  quedó precioso”.

De igual forma la usuaria Johana Contreras, quien actualmente asiste a una “Asesoría de Corte y Confección en Diseño” y anteriormente realizó el Curso de “Arreglo de Máquinas de Coser” manifestó su alegría por las mejoras realizadas y la atención que le brindan en el Centro: “Se nota el cambio al entrar, se ve más amplio, quedó todo muy bien. La Fundación se preocupa un montón del bienestar de los alumnos, aparte son súper cálidos ellos como personas. Una de entrada siente como si te conocieran toda la vida. El cariño se nota, dan ganas de seguir acá”.

Simone Rodríguez es brasileña y lleva algunos años en Chile. Ella nos contó que la Fundación fue el primer lugar donde asistió para capacitarse. Consultada acerca de los cambios realizados en el Centro nos dijo: “Me encantó como lo arreglaron, porque quedó más cómodo para nosotras y también, para las quienes trabajan acá, está todo muy lindo”.

Pero no sólo las usuarias manifestaron su alegría y agradecimiento por las mejoras en la sede, Tania Melo, Directora del “Centro Padre Esteban Gumucio” igualmente tuvo palabras de satisfacción por el resultado obtenido: “Ha sido lindo, recién nos entregaron el Centro el pasado viernes 31 de marzo. Quedó más luminoso, más bonito y ellas están contentas. Esto es importante para nosotros como trabajadores, el hecho de poder contar con una infraestructura de mejor calidad. Por lo tanto, las condiciones nuestras y de los usuarios que vienen aquí, van a ser totalmente distintas, porque mejora para todos la calidad de convivir acá” señaló.

El Centro Barrancas de Cerro Navia, también se vio beneficiado al recibir equipos de aire acondicionado para sus salas de clase, una mejora muy esperada que hará de estos espacios un lugar más adecuado para el aprendizaje, la creatividad y la generación de instancias de colaboración y organización de todos los usuarios a las distintas actividades.

Nuestras usuarias y usuarios entregan lo mejor de ellos mismos en cada clase a la que asisten. Nosotros esperamos retribuirles ese empeño entregando calidad en nuestros servicios y un espacio de trabajo agradable y motivador que fomente las ganas de seguir aprendiendo.